Ponentes D*na Festival

Elena Arzak, del Restaurante Arzak

Elena Arzak conforma la cuarta generación de una familia dedicada a la gastronomía. Hija de Juan Mari Arzak, del restaurante Arzak de San Sebastián, estudió Hostelería en Suiza y ha trabajado en los mejores restaurantes de Europa y España. Actualmente dirige junto a su padre el restaurante Arzak, considerado uno de los mejores del mundo y el primero en el País Vasco en obtener 3 estrellas Michelin gracias a su apuesta por una cocina vasca contemporánea con identidad propia y basada en la investigación culinaria. Elena Arzak recoge ahora el testigo ante el reto de seguir manteniendo el restaurante en lo más alto, trabajando en tándem junto a su padre. La chef, que cuenta con un estilo culinario basado en la vanguardia y en la experimentación de los sabores, consolidó su trayectoria gastronómica en 2012, al obtener el premio a Mejor Chef del Mundo Veuve Clicquot, un galardón que la sitúa en la cumbre de la restauración nacional.

Bruno Ruiz, de Aticcook-Bruno Ruiz

Bruno Ruiz representa el sabor y la tradición culinaria más arraigada de la Marina Alta. En Dénia aprendió a enriquecerse de la dieta mediterránea, que fortaleció tras su paso por las cocinas de grandes chefs, lo que le permitió profundizar en la filosofía y las técnicas de la alta cocina para construir su propia trayectoria culinaria. Tras su vuelta a la Marina, Bruno Ruíz se puso al frente del restaurante Aticcook, impulsado por el diseñador dianense Pepe Cabrera, convirtiéndolo en un espacio gastronómico de innovación ligado a la producción local, pero que concibe también la mezcla con alimentos de otras culturas. En 2018 se alzó con el máximo galardón del VII Concurso Internacional de Cocina Creativa de la Gamba Roja de Dénia, reafirmando su postura como uno de los chefs más prometedores de la cocina creativa del mediterráneo.

Dani García, de Restaurante Dani García

El chef Dani García se define a sí mismo como un “artesano del sabor”, con una cocina que apuesta por la mezcla entre el producto autóctono andaluz y la multiculturalidad de nuevos sabores e ingredientes junto a las técnicas más vanguardistas. Con solo 25 años consiguió su primera estrella Michelin durante su paso por el restaurante Tragabuches y, desde entonces, su carrera ha ido en ascenso. Poco más tarde, con su establecimiento Calima consiguió su segunda estrella, convirtiéndose así en el primer chef andaluz en alcanzar este doble reconocimiento. Tras una etapa en EE.UU., en 2014, Dani García inició un nuevo proyecto creativo con la apertura de Dani García Restaurante, con el que consiguió dos estrellas Michelin, y de Bibo Andalusian Brasserie & Tapas, dos conceptos de restaurante que han consolidado su alta cocina como referente nacional. Tras un exitoso periodo, el chef ha expandido sus proyectos con la apertura de Lobito de Mar, Bibo Madrid y Dani García Eventos.

Clara Puig y Borja Susilla, de Tula

Solo dos años es el tiempo que han necesitado los jóvenes chefs Clara Puig y Borja Sulsilla para convertir su primer restaurante, Tula, en una de las joyas del mediterráneo. Se conocieron en las cocinas de Quique Dacosta y, tras un periplo que les llevaría al Mas de Torrent de la Costa Brava y a Casa Gerardo en Prendes, volvieron al lugar donde todo empezó para capitanear, a cuatro manos, su primer proyecto gastronómico. Ubicado en Jávea, Tula ofrece una cocina sin pretensiones, casera y tradicional, pero con el toque justo de vanguardia y con los mejores productos locales del entorno, sin olvidar algunos guiños a la gastronomía internacional.

Tono Pastor, de Bouet

Tono Pastor es un chef autodidacta y viajero. Su cocina nace de las influencias gastronómicas de sus años de viajes, en los que recorrió Australia y Asia aprendiendo de los principales sabores e ingredientes locales. Estas experiencias le han permitido definirse culinariamente gracias a una cocina de fusión con el mediterráneo. En 2005 emprendió su primer proyecto, Luna, de la mano del arquitecto Ramón Esteve, y seis años después inauguró su restaurante Bouet, en el corazón del barrio de Ruzafa, en València. Aquí el chef Tono Pastor trabaja por crear nuevas propuestas gastronómicas innovadoras y con toques asiáticos.

Mª José Martínez, de Lienzo

Cocinera de raíces murcianas, pero enamorada de la gastronomía del levante. Así se define Mª José Martínez, una chef del mediterráneo que comenzó sus estudios en química para luego dedicarse a su verdadera predilección, la cocina. Tras recorrer los mejores restaurantes de la costa mediterránea, de Murcia a Barcelona, fue perfilando su cocina hacia un estilo más vanguardista a las órdenes de cocineros de prestigio como Quique Dacosta. En 2015 decidió embarcarse en su propia aventura culinaria como chef al frente del restaurante Lienzo, en València. En Lienzo, bajo la dirección de David Pérez Pisa, la chef murciana ofrece una propuesta gastronómica original y fresca partiendo de los sabores más tradicionales vinculados a la tierra y el mar.

Nuria Morell, de Nozomi

Abogada de profesión, la chef Nuria Morell ejerció la carrera de derecho durante 12 años hasta descubrir su verdadera pasión: la cocina japonesa. Aprendió de manera autodidacta hasta ponerse a las órdenes de Mario Payán, profesional de la cocina japonesa y actual chef del restaurante Kappo. Su asesoramiento le permitió crear en 2007 su primer negocio en València, SushiHome, una novedosa iniciativa de sushi a domicilio. Tras 7 años de éxito, Nurial Morell decidió embarcarse en la apertura de su primer restaurante japonés, Nozomi Sushi Bar (2015), donde acerca cada día la cultura oriental a sus comensales. Dos años después continuó ampliando sus horizontes con Hikari Yakitori Bar, una taberna japonesa especializada en yakitori, brochetas de carne, pescado o verduras a la brasa.

Miguel Angel Mayor, de Sucede

El chef Miguel Ángel Mayor refleja como nadie la historia gastronómica de la ciudad de València. Nacido en Barcelona, descubrió su vocación culinaria en Málaga, desde donde viajó por las principales cocinas de España para seguir formándose. En su restaurante Sucede de València, cada plato ofrece un pedazo del producto local transformado con la sutileza de la alta cocina. Con solo dos años de vida, el establecimiento ya se ha consolidado como una de las mejores citas gastronómicas de la capital del Túria gracias a la obtención de su primera estrella Michelin.
Foto: Las Provincias

Vicky Sevilla, de Arrels

Victoria Sevilla es una cocinera con esencia del mediterráneo. Formada en Castellón, ha cocinado a las órdenes de prestigiosos chefs valencianos como Susi Díaz (La Finca) o Begoña Rodrigo (La Salita). Con solo 25 años decidió abrir su primer restaurante, Arrels, ubicado en unas remodeladas caballerizas del siglo XVI en Sagunto. Arrels ha conseguido hacerse un hueco en la escena gastronómica local gracias a una cocina de mercado con personalidad y respeto al producto y a las raíces de su territorio.

Oriol Castro, de Disfrutar

Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch trabajan en perfecta sintonía desde hace más de 15 años. Se conocieron en las cocinas de elBulli, donde se formaron y llegaron a ostentar cargos de máxima responsabilidad hasta su cierre. En 2012, el equipo decidió volver a los fogones inaugurando su primera experiencia gastronómica propia, el restaurante Compartir,con una propuesta de platos para el centro de la mesa llenos de cocina moderna salpicada de tradición. Tras la consolidación de este primer proyecto, los tres chefs apostaron por la gastronomía más innovadora y vanguardista con la apertura de Disfrutar, un establecimiento que gira en torno a la cocina creativa del nuevo siglo, aunque sin perder las raíces mediterráneas de sus tres chefs creadores y el sabor como principal protagonista de cada plato.

Pepe Solla, de Casa Solla

Pepe Solla es uno de los principales artífices de la evolución de la cocina gallega. Comenzó como chef autodidacta en el restaurante que regentaba su familia, Casa Solla, para luego marcharse a ampliar su formación en restaurantes de toda España. A su vuelta, en 2001, tomó las riendas del negocio familiar y transformó Casa Solla en el emblema de la gastronomía gallega que es hoy día, con una cocina de creatividad y vanguardia con el respeto a los productos autóctonos. Bajo su dirección, el establecimiento ha mantenido la Estrella Michelin que posee desde 1980, consiguiendo otros reconocimientos nacionales como los tres Soles Repsol de la guía 2015. Además de dirigir su propio restaurante, Pepe Solla es miembro fundador de la Asociación Gallega de Sumilleres y del Grupo Nove, asociación constituida por chefs a la vanguardia de la cocina gallega.

Pepe Rodríguez, de El Bohío

Raúl Aleixandre

Santiago Prieto, de Sents

Nanín Pérez, de Murri

Pedrón Moran, de Casa Gerardo -


Foto: 7 Caníbales

Ricardo Muñoz Zurita, de Azul Histórico